Premio "Mi libro Preferido"

La alumna de 2º de ESO Lucía Jiménez ha sido una de las ganadoras provinciales del Premio "Mi libro preferido" que organiza la Fundación Lara y CajaSol en Andalucía. Este es un premio dirigido a chicos y chicas de instituto en el que deben comentar mediante un pequeño relato cuál ha sido su lectura favorita, con objetivo e fomentar la pasión por la lectura y el amor a los libros. Los galardonados recibirán como premio una tablet que incluye una selección de libros juveniles.

A continuación reproducimos el texto íntegro que ha presentado nuestra alumna, a la que felicitamos desde aquí.



Un día normal, creo que era 3 de febrero, muy lluvioso, yo, como todo dia de mi vida normal y corriente, estaba en mi casa. Estaba en mi cuarto haciendo que estudiaba lengua cuando me doy cuenta de que la luz del pasillo y las zapatillas de mi madre se escuchan y corriendo digo en voz alta la frase que me había aprendido:
Lucía, si has acabado, ve a sacar a la perra y tiras la basura.
Madre mía, qué rollazo. aunque pienso que sería mejor ir en vez de estudiar. Me pongo mis botas, cojo mi paraguas, llamo a mi perra Siri y me voy. Camino a las basuras recuerdo que me tengo que leer un libro para clase, pero no le presto la mayor atención.
¡Ay!, me tropiezo, pero ¿con qué? Me fijo en el suelo, y lo cojo. Era lo que todo el mundo desinteresado llamaría “hojas amontonadas y aburridas”, pero lo que yo llamo y mucha gente llamamos “libro”. Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes, jajaja, me río. Dada mi actitud, comprenderéis que me interesó bien poco y me voy. Apenas unos segundos después de que yo me hubiese ido, en mi cabeza me empieza a interesar, por lo que me veo obligada a volver y cogerlo.
Estaba mojado, estropeado, pero en el interior de una bolsa. La vuelta a casa la hago corriendo y con Siri a mi lado. Cuando llego, mi madre ya me estaba preguntando, pero yo no la escucho dado mi interés por salvar el libro.
Me pongo el pijama y me dirijo al baño. Llega la hora de ver si de verdad mi secador es un héroe y salva a este pobre “librecito”. ¡Qué bien! Lo logro, y sin intercambiar palabra con nadie, me voy a mi cuarto.
Mucha gente diría que leer un libro es un rollo porque si tiene muchas páginas, porque la portada es aburrida y fea…. Yo, más bien diría que es una aventura, como sumergirte en un mar de letras sin salvavidas.
Un suspiro marcó el antes de mi pensamiento. Mi conocimiento sobre la vida ha  cambiado,  no todo es un camino de rosas como yo pensaba, no. Mujeres rebeldes, de eso va mi libro preferido. Pensaréis: pues menuda enseñanza, y yo os digo que son mujeres que se han clasificado como rebeldes para hacerse ver, para hacerse oír.
Al acabar digo “clasificadas como malas sin razón. Para cambiar el punto de vista de la gente, pero sobre todo de los niños, que son los que como yo, tenemos que aprender que la vida no es como los dibujos animados, la vida tiene obstáculos´´

Comentarios